Motivos para empezar a correr lo antes posible


Empezar a correr

Los verdaderos atletas tienen fuerza, coordinación, velocidad y resistencia. Hoy te contamos por qué correr es la mejor manera de incrementar esta última capacidad.

La resistencia es por definición una de las habilidades motoras básicas de los seres humanos. Esta habilidad incluye también la resistencia de larga duración. En otras palabras: un esfuerzo del sistema cardiovascular de al menos 35 minutos, o más a ser posible, no debería suponer ningún problema para los verdaderos deportistas.

El entrenamiento de fuerza es estupendo, pero un buen entrenamiento funcional es inconcebible sin el entrenamiento de resistencia. También puedes evidentemente nadar, hacer ciclismo o deportes de remo; pero correr es la forma más natural de locomoción y de fitness. Se trata además del tipo de ejercicio más práctico y menos complicado. ¿Quieres estar realmente en forma? !Entonces ponte a correr¡

Como en todo, el entrenamiento para correr es mucho más efectivo si uno tiene la vista puesta en un objetivo concreto. Te aconsejamos para ello que por ejemplo busques una media maratón en la ciudad que más te apetezca o en una ciudad a la que siempre hayas querido viajar. Una vez te hayas fijado un objetivo, podrás ponerte a entrenar.

¿Te preguntas por qué te conviene correr 21,0975 km? No te preocupes, tenemos un argumento convincente para cada kilómetro.

Al correr ejercitas tu músculo más importante.

Fuerza de voluntad, largas carreras, carreras por intervalos, media maratón… Está claro que todo ello supone un desafío mental y que quizá pierdas la motivación, pero lo puedes sin embargo lograr si realmente lo deseas; como en el caso de los desafíos a los que te enfrentes en el futuro.

Tú pones las reglas.

Corre como, donde y cuando quieras. ¿Horarios de apertura del gimnasio? ¿Gimnasios llenos hasta la bandera? ¿Colas para los aparatos? No es tu problema.

Ahorras tiempo.

Puede sonar algo pretencioso, pero no quiere decir más que ir corriendo al trabajo o a casa después de trabajar. Consejo: guarda ropa de correr y para el trabajo en la oficina. Así estarás siempre preparado.

Correr es práctico.

No necesitas nada aparte de a ti mismo, un par de zapatillas, un recorrido y las ganas de sentir fantástica sensación que tendrás después de haber salido a correr un par de veces.

Consejo: cuanto mejor te encuentres después de haber corrido, mejor te sentirás durante el resto del día.

Correr constituye a la vez un reto personal y un deporte de equipo.

Cada vez hay más equipos de corredores. Encuentra el tuyo y vive la experiencia en comunidad. Corre juntos, compite, motivence mutuamente.

Correr mejora tu motivación.

¿Por qué? Muy simple: en cuanto empieces a correr, tu rendimiento mejorará. Sobre todo, si eres amateur del running, notarás progresos rápidos que podrás festejar cuando se te hayan pasado las agujetas.

El subidón es saludable y gratuito.

El subidón del corredor provoca que tu cuerpo secrete diversas sustancias que te ayudan a olvidar el cansancio y que te trasmiten sensaciones de pura felicidad. Este subidón se produce sin embargo únicamente si corres una distancia suficientemente larga y te llevas al límite.

Cuando corres tienes tiempo para ti mismo.

(Casi) cada footing es como una pequeña meditación. Poco importa que corras en la ciudad o en la naturaleza, con o sin música. Correr te ayuda a desconectar. Tampoco influye el hecho de que corras solo o en grupo: el estrés cotidiano no tiene cabida cuando corres.

Te darás cuenta de que puedes lograr lo que te propongas.

Una vez empieces a disfrutar corriendo, nada podrá pararte. ¿Nieve? ¿Lluvia? ¿Viento? ¿Oscuridad? ¡Da igual! Podrás además aplicar esta capacidad aprendida en otros aspectos de tu vida.

Correr modifica tu estilo de vida.

Mejora la percepción de tu cuerpo. Después de correr tendrás por regla general más ganas de alimentarte de forma saludable que de recurrir a snacks menos saludables y llevar un estilo de vida saludable te resultará la cosa más natural del mundo.

Puedes comer lo que quieras.

Y casi tanto como quieras. Evidentemente debes controlar tu necesidad calórica para evitar subir de peso, pero el hecho es que cuando corres quemas muchas calorías. Lo que más contribuye a esta quema de calorías son lógicamente los recorridos largos o las carreras por intervalos. En otras palabras: te puedes pegar unos buenos homenajes. Échale un vistazo a nuestras recetas para más inspiración.

Correr es un deporte honesto y justo.

Solo cuentan tu cuerpo y tu mente. La ropa de correr más adecuada y los mejores suplementos no te servirán para nada si no has entrenado o te falta la voluntad de conseguirlo. Si no corres con la técnica apropiada, tampoco podrás progresar. Lo bueno es que todo esto es también válido para la gente con la que corras o para tus competidores. contactanos y opten un plan de entrenamiento para correr o antes posible.

Tu corazón te lo agradecerá.

Salir a correr es una de las mejores formas de prevención contra las enfermedades de la civilización, sobre todo contra todas aquellas relacionadas con el sistema cardiovascular.

Correr te fortalece.

No solo fortalece tu fuerza voluntad, sino sobre todo tus huesos. Cuando corres, ejercitas toda tu musculatura esquelética y los huesos son sometidos a esfuerzo. Diversos estudios vienen observando desde hace tiempo la incidencia positiva del entrenamiento habitual para correr en la densidad ósea. Ocurre lo mismo que en el caso de los músculos: los huesos deben ser sometidos a esfuerzo para poder mantenerse en forma.

Mejora tus facultades mentales.

Diversos estudios han demostrado que después de los 30 primeros minutos de una carrera suave, tu rendimiento cerebral mejora. Este ejercicio ligero te permite asimismo volver a estar en forma después de pasar horas frente al ordenador. Consejo: sal a correr a la hora de comer. Te permitirá desconectar y afrontar el resto de tu jornada laboral con las pilas completamente recargadas.

Correr mejora tu autoestima.

En cuanto empieces a notar los primeros progresos y todos los beneficios físicos y mentales de correr, tu autoestima mejorará. Lógico, ¿no?

Poco esfuerzo. Mucho éxito.

Para nadar necesitas ir a la piscina. Si haces ciclismo necesitarás invertir bastante tiempo hasta notar auténticos efectos. A la hora de correr basta sin embargo con media hora para notar avances. Está claro que, si quieres correr una media maratón, necesitarás esforzarte más, pero también es cierto que correr es realmente fácil de integrar en tu día a día.

Tu esfuerzo se verá recompensado.

Las sensaciones de ser animado por primera vez por el público según te vas acercando a la meta o de superar tu propio récord son simplemente indescriptibles. ¡Tienes que probarlo!

#Entrenamiento #Entrenamientofuncional #correr #ejercicios #Tips

47 vistas

 55 1663 9443 | 56 2032 8384

© 2019 by  TRAINING24PLUS | Entrenamientos Deportivos 

Mexico | Miami | Colombia